Probamos el SAILFISH ATTACK MEN 2014

Antes de comenzar con las impresiones del neopreno que nos envió SAILFISH para el test durante el Extreme Man de Salou, he de decir que mi experiencia con este tipo de prendas es totalmente nula. Es más, solo probé el traje dos días durante la semana previa a la carrera, y durante unos 10 minutos cada día a lo sumo. En cualquier caso, creo que tengo impresiones suficientes como para valorar en neopreno en su justa medida.

Mens_attack_OK_480x640

Como novato en la materia, he de decir que el primer día que me lo puse flipe… Menos mal que contaba con la ayuda de Rafa y Soraya en la playa para tal fin y que, entre risas y fotos, conseguimos ponerlo todo en su sitio. Cuando te pones el neopreno te da la sensación de que te han metido en una bolsa de vacío. Todo te aprieta. Tienes la sensación de que no vas a poder moverte, pero no es así. Tras unos pocos movimientos de brazo para calentar y ver que la flexibilidad del neopreno es muy buena, toca meterse en el agua. El traje está confeccionado en tejido Soft Stretch, a excepción de brazos y hombros que son de Ultra Soft Stretch para ganar flexibilidad.

¡Joder! ¡Que fría! Y solo me he mojado los pies… ¿Cuando me meta entero que pasará? La respuesta es muy simple. ¡No pasa NADA! No notas la temperatura del agua. No notas nada. Solo que flotas. Flotas mucho, como si tu fueras la boya. Si te quedas totalmente quieto, flotas. El agua no entra ni por los brazos ni por las piernas. Por el cuello tampoco. Ahora a ver si puedo nadar. Empiezo a moverme y oh, oh… tengo la sensación de no avanzar en el agua. ¿Será por qué no veo el fondo? ¿Avanzo y no me doy cuenta? ¡¡Pero si estoy haciendo lo mismo que en la piscina!! Sí que avanzo, solo que no tengo un punto de referencia y no me entero. Los brazos del traje tienen un grosor suficiente para que no notes el agua, y en la zona de las axilas una flexibilidad tremenda. Casi es como si no lo llevaras puesto. El fabricante indicaba en su página que este modelo, ofrecía flotabilidad y flexibilidad como si fuera de alta gama, pero a un precio más reducido.

10256437_10203946873778123_5182242710470213331_o

Un detalle importante son los “paneles de estabilidad” que tiene en los laterales de las piernas y en la cadera. SAILFISH le llama “Stability Panel Carbon Plus”. La libertad de movimiento es buena, a pesar de no haber nadado nunca en aguas abiertas, me siento cómodo.

El domingo en la carrera me lo pude poner mucho más rápido. Ya era la tercera vez que me lo ponía, y al final todo es cuestión de práctica. Entro en el agua de Salou, y mismas sensaciones. No noto la temperatura más allá de los pies y las manos. Salgo de nuevo a esperar mi salida y caliento un poco los hombros, y me arrodillo para unos minutos de concentración. Al entrar en el agua en mi salida, todo correcto. No me entra agua, a excepción de algún pequeño “hilillo” que pueda colarse por los tobillos o las muñecas en algún movimiento que tal vez deje hueco. Debido a mi falta de técnica al nadar, ya que he de decir que solo llevo 4 semanas nadando, giro demasiado la cabeza para coger aire, en lugar de girar el cuerpo. Además, voy mirando hacia delante para ver si voy en la dirección correcta. Eso hacer que note molestias en la nuca, debido al roce del traje. Resultado de esa sensación durante los 1.900 metros del sector de natación: una buena rozadura en la nuca que parece una quemadura en toda regla, aunque repito, culpa mía. Decir también que para evitar esto, SAILFISH ofrece una crema especial.

Concentración máxima...
Concentración máxima…

A la hora de quitarse el traje, ningún problema. Para no tener enganchadas me quito el chip del tobillo. Del mismo modo, ya no me he puesto el GPS para no perder tanto tiempo, por lo que me lo quito con bastante rapidez. Total de la primera transición contando que tuve que recorrerme todos los boxes, ponerme el casco, las gafas, calcetines, zapatillas, etc… solo 6 minutos. En definitiva, se pone y se quita con facilidad. Eso sí, si alguien te ayuda a acabar de subirte la cremallera, genial.

El PVP recomendado del traje en la calle es de 439,00€. Desde Siempre Corriendo quiero agradecer a Pepe Navarro la confianza depositada en nosotros, y el habernos dado la oportunidad de probar este neopreno durante el Extreme Man de Salou. ¡Gracias SAILFISH!

 

Anuncios

Un comentario sobre “Probamos el SAILFISH ATTACK MEN 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s