Reflexión: Cuando corríamos libres…

Hubo una época en la que para correr solo necesitábamos ganas de correr. Es más, tus padres te enviaban a comprar el pan y tu bajabas a la calle y te ponías a correr hasta la panadería como si te persiguiera alguien. Por supuesto, volvías de la panadería corriendo hasta tu casa. No hacía falta nada más. Solo una meta y ¡venga! ¡a correr!

Ahora también corremos movidos por esas metas u objetivos que nos marcamos, pero el fondo de la cuestión y la motivación es otra. Corremos para guardar la linea, para adelgazar, para superar límites que otros nos marcan indirectamente… Si, corremos porque nos gusta, pero sin darnos cuenta hemos perdido la esencia.

nino-corriendo

Cuando ibas corriendo a la panadería que comentábamos antes, te daba igual el tiempo que emplearas en el trayecto. Además, siempre ibas a tope. Por cierto, estás sonriendo… Tu también lo hacías, y como diría Julio Iglesias, “Y lo sabes…”.

El caso es que no necesitabas unas zapas de última generación, ni un GPS que dictaminara cuanto rato tocabas el suelo y cuantas zancadas dabas. No necesitabas las mejores gafas de sol con cristales polarizados, ni tampoco la última camiseta técnica de la marca de moda. Solo necesitábamos las ganas. Incluso sin las ganas corríamos. No fuera que los dibujos empezaran antes de lo previsto y nos los fuéramos a perder.

correr-2

Es cierto que ahora no corres 5 minutos. Necesitas la amortiguación de las zapas, necesitas controlar tu frecuencia cardíaca, necesitas tomar geles, y por supuesto, no vale correr con una camiseta de la fiesta de Coronita del bar del barrio. Ahora corres porque te has marcado el objetivo de correr más que tu amigo, porque si no lo haces no eres nadie. Y seguramente correrás el maratón para que tus colegas digan, “joder con Pepe… Ha hecho un maratón…”. Pero no te olvides de lo más importante. Corre para disfrutar. Disfruta corriendo, aunque sea sufriendo un poquito. Intenta que cuando llegues a casa tu cabeza solo piense en que tiene ganas de volver a correr, y de que ojalá tengas que ir a comprar el pan para poder correr de nuevo.

Anuncios

2 comentarios sobre “Reflexión: Cuando corríamos libres…

  1. Hola !!
    He conocido la pagina a través del concurso de los Premios 20Blogs de La Blogoteca.
    Un blog realmente interesante por cierto, ha sido toda una sorpresa, mi enhorabuena !! y ya tienes un nuevo lector !!
    Aprovecho la ocasión para invitarte a pasar por mi blog participante por si puedes darme algún empujoncito o simplemente quieres visitarlo:
    “Licencias de Apertura y Actividad”
    http://lablogoteca.20minutos.es/licencias-de-apertura-y-actividad-53669/0/
    o
    http://www.madridlicencias.com

    Suerte y gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.