Consejos para tu primer maratón en asfalto

Ya estamos casi en noviembre. Para los que duden de participar o no en el Marató de Barcelona, es un momento clave para tomar la decisión. Ahora además, en solo 15 días, se celebra el Marató de Valencia. Así que hemos pensado en dar unos consejos básicos para los que debutáis en la distancia. Seguramente, tanto si es tu primer maratón, como si estas pensando en apuntarte a uno, verás que son detalles lógicos que caen por su propio peso, pero que si alguien nos los recuerda, pues mejor.

  1. Descansa la semana previa a la prueba.
    Los deberes ya los lleva haciendo los 4 meses que dura el plan de entrenamiento para un maratón. En la última semana baja el ritmo ya que aunque te hayas tenido que saltar algún entreno o alguna tirada larga por las causas que sean, no tiene sentido intentar recuperarla ahora. Asimila durante toda esta semana lo aprendido y recuerda las buenas sensaciones que tuviste aquel domingo en la tirada de 28 kilómetros o en la salida por el rio con tus amigos. Como mucho aprovecha el viernes o el sábado a correr muy suave unos kilómetros para que las piernas recuerden un poco el movimiento. A muchos runners les gusta hacerlo. En mi caso, prefiero salir el martes y descansar el resto de la semana.
  2. Cuida tu alimentación. ¡Toca cargar hidratos!
    Esta semana toca comer pasta y arroz en mayor cantidad de lo que lo harías una semana normal. Los tres o cuatro días previos, hay que cargar el deposito hasta arriba para que el día que te toca correr 42 kilómetros, no sea por falta de reserva…
    La noche de antes hay que cenar medianamente ligero y temprano. Esto es importante: ¡duerme! Acuéstate pronto e intenta dormir. Digo intenta porque no siempre es posible. Pero piensa que si descansas, rendirás más.

    mi-primera-maraton-680x380

  3. Llega pronto a la zona de salida
    Aprovecha que has madrugado para desayunar temprano y ves con tiempo a la zona de salida. En el desayuno no hagas ningún invento. Come lo mismo que has comido durante los entrenos. Que tu estómago no tenga que asimilar nada “raro”.  Lo “de siempre” te ha funcionado las últimas 12 semanas, así que el “Día D” también funcionará.
    Si hace frío llévate ropa para poder abrigarte después y déjala en la zona que la organización tenga habilitada para ello. Para los momentos previos a la salida, llévate una camiseta vieja que puedas tirar o tápate con una bolsa grande basura, a la que le habrás hecho un agujero para meter la cabeza como si de un poncho se tratara.
  4. Controla tus nervios y tu euforia
    ¡¡Al empezar a correr hazlo a tu ritmo!! No te dejes llevar por el ritmo de la marea humana que tienes al lado. A todos se nos olvida este punto en las carreras. Da igual la distancia en la que estemos participando. Si corremos demasiado rápido al principio de las carreras, lo pagaremos al final. Durante el periodo de entreno, has corrido las tiradas largas a tu ritmo de carrera. Utilízalo para el día del maratón. Recuerda: la primera parte de la carrera tiene que salirte más lenta que la segunda.
  5.  Ropa
    MUY IMPORTANTE: No estrenes nada de ropa el día de la carrera. Ni la camiseta que te regala la organización. Corre con prendas que sean cómodas y que hayas probado en tus entrenamientos. Cualquier costura, cualquier etiqueta, puede provocarte una rozadura que hará un suplicio de cada paso que des. Utiliza las cosas que hayas usado en las tiradas largas en los entrenamientos. Pongamos el caso de que la camiseta que te regalan te hace alguna rozadura… Imagina correr más de 3 o 4 horas sufriendo por una costura…
    Muy importante los calcetines y las zapatillas. Corre con las que te sientas más cómodo o con las que has entrenado las tiradas largas. Con los geles y barritas lo mismo. No cambies ni de marca ni de lo que te ha ido bien. Conozco gente que a pesar de ser bastante veterana en esto, ha cambiado de marca de geles el día de la carrera y lo ha pasado mal. Parece una tontería, pero el cuerpo está acostumbrado y ese día los nervios te pueden jugar una mala pasada.

    maraton

  6. GPS, MP3, móvil…
    MP3geles, GPS, cinturón o mochila de hidratación (hay quien se casca el maratón con mochila…). Al final llevas encima un montón de “peso extra” que no necesitas. Seguro que alguien va a estar animándote. Haz que te sigan por varios puntos del recorrido. Así evitas llevarlos encima. Ten en cuenta que hay un montón de avituallamientos.

    Lo del MP3 es otro tema. Hay muchos corredores que no pueden correr sin su música. Lo que si os digo que si lleváis música, la llevéis a un volumen lo suficiente alto para oírla, y lo suficientemente bajo para no perder detalle del ambiente. La gente de la ciudad se vuelca con el maratón. Veras la ciudad como no las has visto nunca. En el caso de Barcelona, corres con el nombre en el dorsal, y la gente que te ve llegar grita tu nombre para animarte… Es genial.

  7. Agua. Nunca es suficiente
    Como decía en el anterior punto, la mochila o los cinturones de hidratación no son necesarios en un maratón urbano. Hay suficientes avituallamientos para que no pases sed. Bebe en todos ellos, y aunque no tenga sed guárdate la botella. En casi todos hay también vasos de bebida isotónica, que también te irán de fábula. En los que haya también comida tienes que comer. No mucho, pero ese trozo de plátano, de naranja, esos frutos secos… Te irán muy bien para ir recargando tus baterías.
  8. No correrás solo en ningún momento…
    Cuando corres el maratón por primera vez piensas lo que se llama “la soledad del corredor de fondo”. Esto que parece el título de una película, solo lo vivirán los cracks que corran muy, muy rápido… Los mortales que simplemente queremos acabar el maratón, no iremos solos en ningún momento. Iréis siempre con mucha, mucha gente.
  9. Existe el temible muro?
    ¡¡Y tanto!! Y es directamente proporcional a lo mal que lo hayas hecho al principio, y al entreno que hayas hecho durante los cuatro meses anteriores. Dependerá de tu forma física y de lo bien que hayas preparado la prueba, pero aparecer, aparecerá. Antes o después… Si te pasas de ritmo en los primeros kilómetros, lo encontrarás seguro y antes de lo que esperas. Así que regula, regula y regula…
    Normalmente esta sobre el km 30 o 32 aproximadamente, pero depende de todo lo comentado anteriormente. De si has bebido bien, de lo que hayas ingerido de alimentos, de lo conservador que hayas sido en la primera parte…
  10. No te obsesiones con la marca
    Si es tu primera participación en la mítica distancia de Filípides, olvídate del reloj. Está claro que todo runner quiere correr con un objetivo, pero lo importante aquí es disfrutar. Si quieres ir mirando a que ritmo vas, perfecto, pero no te obsesiones. Aprovecha el ambiente que hay en las calles, corre por sensaciones, disfruta de la gente, quédate con los detalles. Si en la salida has ido más rápido de lo que tenías previsto y ahora vas “fundido”, ves a un ritmo más tranquilo que te permita acabar la carrera. Los últimos kilómetros se hacen eternos. Aunque los primeros 30 kilómetros os hayan salido según lo previsto, los últimos 12 kilómetros veréis que se hacen muy, muy largos. En Barcelona además, tenemos la “suerte” de que el último kilómetro y medio sea en subida, por la Av. del Paral-lel y os aseguro que tras 40 kilómetros se nota en las piernas por poco desnivel que tenga… Por cierto, las matemáticas a veces no valen para saber el tiempo que harás. Si el muro aparece, olvídate de que los últimos kms te salgan un ritmo decente.

    485938439_92228852

  11. Kilómetro 42
    Ya solo faltan 192 metros para que cruces la meta. Ahora da igual todo lo que hayas sufrido durante el resto de la carrera. En este momento te vas a olvidar de absolutamente todos esos dolores que te han martirizado en los 42 kilómetros anteriores. En el caso de Barcelona, el Paral.lel estará abarrotado de público y te van a llevar en brazos. Aprovecha ese factor y haz el sprint de tu vida. No olvidarás la sensación de cruzar la meta jamás.
    Cuando veas a tu gente alucinarás. Aflorarán sentimientos que te has guardado durante 42,192 kilómetros. Es una pasada. Disfrútalo al máximo…
  12. ¿Y si no acabo?
    Si no acabas, no pasa absolutamente NADA!!! Hay un montón de pruebas en las que podrás quitarte la espinita. El simple hecho de haberlo intentado, ya dice mucho de ti. Piensa en positivo. ¿Cuánta gente no ha tomado la salida? ¿Cuánta gente no ha entrenado durante 4 meses? Solo por el hecho de intentarlo ya eres un héroe para los tuyos. Seguro que de aquí a unos meses, o el año que viene, estarás mejor y saldrá todo bien.

    Como os decía al principio del post, muchas de estas cosas son obvias. Espero que os sirva de ayuda y que os haya gustado. Si os surge cualquier duda o si queréis hacer alguna pregunta dejar un comentario en esta entrada o mediante Twitter Facebook.

    Os deseo que tengáis muchísima suerte en vuestro debut, y recordar que maratones hay miles, pero solo debutarás una vez…  Como dice un amigo, “Si no disfrutas, no vale la pena…”

Anuncios

Un comentario sobre “Consejos para tu primer maratón en asfalto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s