Dormir bien para correr mejor

A ver cuantos de los lectores se identifican con estas lineas…: No duermo. Bueno, un poco si. No lo suficiente. Eso lo tengo claro. 5 o 6 horas diarias a lo sumo. Después de comer es un calvario. Los cafés no son suficiente y mantener los ojos abiertos una odisea. Aún así, al acabar la jornada laboral, a entrenar. Tras el entreno, ducha, cena y… ¿a la cama? ¡¡¡Nooo!!! No lo consigo… Las tareas domesticas (hay que hacerlas en algún momento), la bolsa para el entreno del día siguiente, el blog, Facebook, Twitter… Son miles de cosas las que hay que hacer… Al final, la 1 o 1:30 de la mañana… si no las 2:00… Y a las 7:00 suena la maldita alarma.

Duerme más. Correrás mejor.
Duerme más. Correrás mejor.

¿Cuantos os veis reflejados en el primer párrafo? Pues que sepáis que por mucho que entrenéis, no vais a mejorar. Al menos, no lo haréis como vuestros entrenamientos deberían hacer que mejorarais. Y es que dormir bien, puede hacer que tu rendimiento suba muchos enteros. No descansar uno o dos días a la semana. Hablamos de dormir. Cuando dormimos es cuando nuestras fibras y nuestro cerebro se recuperan del stress del día y del esfuerzo del entreno. Si no dormimos las horas suficientes (todos hemos oído una y mil veces que hay que dormir 8 horas), nuestra cabeza y nuestras piernas no tienen tiempo suficiente para volver al día siguiente a darle guerra al crono.

Lo primero que se sacrifica cuando vamos justos de tiempo para entrenar es justo las horas de sueño. O bien porque madrugamos o bien porque trasnochamos para entrenar.Pero así los niveles de cansancio solo aumentan y la sensación de fatiga es, como decía arriba, una agonía.

Así pues, si queremos rendir más, debemos seguir estas pautas:

– Hacer que dormir sea una parte de nuestro entreno.

– Cuando tengamos una carrera importante, aumentar las horas de sueño las semanas previas.

– Dormir entre 8 y 9 horas diarias para que la sensación de cansancio baje.

– Respetar el horario de dormir. Si nos proponemos acostarnos a las 23 horas y levantarnos a las 7 de la mañana, que así sea.

– ¿Duermes suficiente y todavía te sientes “dormido”? Si puedes date el gustazo de hacer una siesta corta.

En resumen. Si quieres mejorar, además de darte la caña que seguramente ya te das en tus entrenamientos, duerme. Seguro que mejoras esos segundos que se te están resistiendo. ¡¡Ah!! Y esto no solo es válido para los runners… Aplicadlo a cualquier disciplina deportiva que practiquéis. Os lo agradeceréis a vosotros mismos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s